EUGENIO CARUTTI LIBROS PDF

Seller Rating:. Condition: New. No aceptamos pedidos con destino a Ceuta y Melilla. Seller Inventory More information about this seller Contact this seller 1.

Author:Kami Mekinos
Country:Bangladesh
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):21 March 2015
Pages:47
PDF File Size:17.8 Mb
ePub File Size:13.7 Mb
ISBN:565-8-82178-319-8
Downloads:87044
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mak



Thank you for interesting in our services. We are a non-profit group that run this website to share documents. We need your help to maintenance this website. Please help us to share our service with your friends. Share Embed Donate. Del profundo anhelo de experimentar la confluencia de los opuestos en los que se ha fragmentado nuestra experiencia como humanos. De la inteligencia vincular. Hoy, esta aventura ha dado un nuevo fruto; me siento del otro lado de la cerca.

Tampoco en la gran originalidad de sus ideas. Es decir, en este libro, las mentes de Eugenio hacen el amor con seriedad. La realidad es que los millones de textos que los humanos hemos escrito forman parte de un inmenso flujo interactivo que trasciende por completo a cada libro particular.

Es desde esa corriente global que una nueva obra es concebida. Ambos conceptos se nos empiezan a revelar como apariencias transitorias, como simples eslabones de la inmensa cadena del pensar humano. Quien escribe y quienes leen tenemos que hacer un esfuerzo inicial para que nuestros condicionamientos no encapsulen el texto en las formas conocidas. Cada ser humano lo hace dentro de los marcos legales que nuestra limitada inteligencia vincular nos ha permitido concebir a lo largo de la historia.

No existe tal cosa como una mente individual. Es habitual que agradezcamos a los que han hecho posible el trabajo de materializar un libro en cada una de sus etapas. Si realmente queremos comprender el contexto planetario actual, debemos estar dispuestos a cuestionar radicalmente los supuestos que sostienen nuestras lecturas habituales de la realidad.

Ya sea que nos sintamos culpables por todo lo que sucede o que estemos seguros de que los humanos seremos capaces de resolver cualquier problema que se nos presente, el hecho es que no podemos evitar ubicarnos en el centro de lo que ocurre.

La realidad es que somos terrestres. A medida que nuestra capacidad para reconocer patrones se desarrolla, empezamos a percibir un universo de extraordinario dinamismo que se despliega con movimientos cuya amplitud nos trasciende, pero que al mismo tiempo nos incluye. En los momentos previos a cada uno de estos saltos, la Tierra parece relativamente aislada del universo que la rodea. En realidad, tampoco tiene la capacidad de establecerlo.

Podemos decir entonces que la inteligencia planetaria posee en cada momento un determinado horizonte de sensibilidad. La Tierra no responde a esa presencia. Se produce un nuevo encuentro entre el sistema Tierra y los sistemas que lo contienen.

Por eso solemos decir que la materia terrestre incrementa su complejidad hasta absorber la luz solar. La Tierra se ha transformado por completo. La actividad inteligente de la materia es una realidad muy anterior al cerebro humano. El animal mental es un ser cuya asombrosa sensibilidad y capacidad cognitiva le permiten reconocer patrones y captar buena parte de la trama inteligente presente en el cosmos.

La Tierra se convierte en un planeta mental. Nosotros nos nutrimos de ambos. El planeta ha entrado en una fase absolutamente nueva. En este salto se abre un nuevo contexto en el que la inteligencia planetaria comienza un aprendizaje revolucionario. Adquiere una sensibilidad sin precedentes.

Esas formas no son otra cosa que entidades terrestres de un nuevo tipo. Es el planeta Tierra el que genera esas entidades que recorren el Sistema. La segunda nos puede hacer pensar que la Tierra misma es un puente: el planeta vinculante del Sistema Solar.

Un planeta destella por un instante de la misma manera en que lo hace un sol. Que esta creencia tan arraigada en el cerebro humano se vea refutada de una manera radical no puede ser algo sencillo. La complejidad de nuestro sistema nervioso nos ha permitido abrirnos a la inmensidad del universo, pero esta misma sensibilidad exacerba los terrores propios de nuestro cuerpo animal.

Cada una de estas tradiciones es una extensa cadena de memorias. Miradas en su conjunto, estas tradiciones constituyen una maravillosa multiplicidad de aprendizajes acerca de la naturaleza humana, la Tierra y el universo.

Que puede demorarse pero que no puede ser evitado. Por el otro, que, en este momento de la historia, estas burbujas no pueden evitar estallar las unas contra las otras. Los humanos nos hemos estancado en un primer nivel de nuestro potencial de inteligencia. Esto es algo revolucionario para la especie.

Esto nos obliga a reconocernos como miembros de una sola humanidad. Ese nivel de inteligencia no sabe de relaciones. Era corporalmente imposible estar unos al lado de los otros sosteniendo creencias diferentes, percibiendo la realidad de un modo completamente distinto, sintiendo de otra manera.

Millones de burbujas explotan. Estamos aprendiendo a organizar ese estallido. Es importante que dimensionemos la envergadura del salto que estamos dando para no caer en simplificaciones e idealizaciones.

Que formamos parte del mismo tejido, que somos variaciones de la misma inteligencia. Mutaciones de la especie que han ido preparando un nuevo salto evolutivo. Al mismo tiempo que todo esto ocurre, una nueva sensibilidad sutilmente entretejida con las precedentes empieza a manifestarse. No se encuentra en el presente activo. Un exceso de confianza en los mapas puede tener consecuencias desastrosas cada vez que busquemos adentrarnos en zonas inexploradas del territorio.

Mapear es un mirar que descubre continuamente nuevas conexiones entre los elementos del espacio que explora. Pero esto no significa que se haya dejado de dibujar, sino que se ha aprendido a hacerlo con otra velocidad. Instante a instante. Por cierto, esto es lo que hace el cerebro en todo momento. Permitiendo que versiones siempre nuevas de lo real aparezcan ante nosotros, sin preocuparnos por conservar los mapas anteriores, por hermosos que hayan sido.

Si un cartografiado es verdadero, el otro debe ser falso. Sostener 2 discrepancias sin antagonizarlas implica atravesar una doble ligadura. Es de suma importancia comprender la naturaleza de este proceso. En el momento en que esto sucede, ambas desaparecen como alternativas. En una inteligencia vincular. Los diferentes registros del cerebro tienen que encontrar nuevas homeostasis para permitir que se hagan posibles nuevas conexiones.

Algunas de ellas produjeron marcas profundas que dieron origen a supuestos sobre los que todas las experiencias posteriores se apoyan.

No puede hacerlo debido a su propia estructura. Ser capaces de generar una imagen interna de lo que se desea y poder fijarla el tiempo suficiente como para manipular el mundo externo hasta que adquiera la forma deseada, ha sido una ventaja decisiva para la supervivencia de la especie. La tendencia visionaria ha indagado profundamente en el potencial del sistema nervioso y ha adquirido una experiencia muy rica acerca de los distintos procesos y estados de la mente.

El aprendizaje acumulativo Estas dos tendencias la que indaga en lo externo, desvalorizando lo interno, y la que indaga en lo interno, desvalorizando lo externo no son en principio conscientes de sus supuestos y motivaciones. En ambas, la mente acumula nuevas experiencias y conocimientos pero sostiene de manera casi indefinida sus supuestos.

El espacio cognitivo abierto por los supuestos iniciales se desarrolla indefinidamente agregando nuevas experiencias, informaciones y explicaciones. Esta modalidad acumulativa posee una inercia gigantesca y, tanto en lo interno como en lo externo, permite sostener las confusas definiciones iniciales acerca de lo percibido mediante infinitas argumentaciones y reacomodamientos. Este barrido es un verdadero aprendizaje no acumulativo.

Esto es inevitable. Si tales pasos no se dan, el aprendizaje es imposible. Estos zigzags tienen que ver con el encuentro, con las hibridaciones, con la inteligencia vincular, con aquello que no es fijo y nunca lo fue y, evidentemente, con el amor. Ninguna consciencia puede saltar a lo absoluto antes de experimentarse amorosamente entrelazada con todo aquello que se le aparece como condicionado. En ambos casos, se han introducido paradojas que tienen el potencial de destruir los condicionamientos generados por los aprendizajes acumulativos del cerebro y pueden ser activadas en el momento oportuno.

El cerebro condicionado se siente seguro solamente si percibe de esta manera. En su treta final, el pensamiento afirma que el pensamiento mismo es el que debe ser controlado soltado. Es el universo, en tanto juego de proporciones, en el cual todas las diferencias aisladas se desvanecen. Bohm, David. Jayakar, Bohm, Weber y otros. Kier, Bateson, Gregory. Bantam Books, No puede ser, entonces, la persona o el sujeto quien medita. La persona o el sujeto son solamente un aspecto de la actividad cerebral.

Se convirtieron en los distintos subsistemas que conforman el cerebro humano actual como totalidad. Podemos pensar que la maravillosa sustancia cerebral se vio obligada a realizar este movimiento con el fin de protegerse y coordinarse. Es decir, no puede concebirlas como estructuralmente relacionadas o codependientes. Esto ha sido y es evolutivamente necesario, a fin de generar suficientes variaciones creativas como para contrarrestar la inercia de lo colectivo hacia la uniformidad.

El primero es el aislamiento del pensamiento colectivo respecto de la trama inteligente de vida del planeta. Es en ese doble movimiento donde surge evolutivamente el sentido de importancia personal, con su consecuente orgullo y anhelo de inmortalidad separada.

CENTCOM SAND BOOK PDF

Carutti Eugenio

.

HARI HARI DALAM HIDUPKU ZAINAB AL GHAZALI PDF

Eugenio Carutti - Inteligencia Planetaria

.

Related Articles